Jarra
Protoclásico, Monte Albán II (100 a.C.-200 d.C.)

Las representaciones de aves de colorido plumaje son frecuentes en los pueblos de los valles centrales de Oaxaca. Se les relacionaba con el cielo y lo supremo porque las aves en su vuelo ascienden a la región donde habitan las deidades. En esta pieza se representó la imagen de un polluelo de guacamaya, animal que pudo haber sido domesticado para utilizarlo en ceremonias religiosas relacionadas con el culto solar. Según diversas fuentes escritas, las aves eran sacrificadas como ofrenda a los dioses, siendo un elemento vital del culto a los ancestros.


Dra. Martha Carmona Macías Curadora-investigadora

Número de catálogo:
06.0-03233
Número de inventario:
10-0049146
Procedencia:
Tumba 162, Monte Albán, Oaxaca.
Dimensiones:
Alto: 18.5 cm
Ancho: 15.1 cm
Largo: 23.3 cm
Espesor: 0.6 cm
Sala en el museo:
Culturas de Oaxaca