Cráneo femenino, Entierro 5
Protoneolítico (7000-4500 a.p.)

Se trata de un individuo femenino, adulto medio (36 a 55 años de edad). Es mesocráneo, de cara corta y nariz ancha. La mitad de los dientes se perdieron en vida del sujeto, los dientes presentes tienen un fuerte desgaste y abscesos alveolares que erosionaron el paladar. Este individuo tenía una dieta principalmente de plantas recolectas que desgastaron su dentadura, el consumo del corazón del maguey cocido ocasionó desgaste y por los azúcares un ambiente propicio para caries dentales. Al parecer cargaba grandes pesos con mecapal, ya que presenta artritis en los miembros superiores y en la columna vertebral donde se hacía el mayor esfuerzo al cargar bultos de aproximadamente 30 kg., algo común en las poblaciones cazadoras recolectoras que migran estacionalmente. El desgaste en la cintura pélvica y el fémur indica que caminaba grandes distancias desde temprana edad. A la mitad de su vida sufrió una caída sobre su costado izquierdo que le causó dolor crónico e inmovilizó parcialmente el hombro y brazo. Se fechó por radiocarbono en 5535 a 5475 a. C.

 

Arqlgo. Juan Martín Rojas
Curador-investigador 


Número de catálogo:
00.0-00070
Número de inventario:
10-0082097
Procedencia:

Entierro 5, Cueva de Coxcatlán, Tehuacán, Puebla.
Dimensiones:
Alto: 15 cm
Ancho: 14 cm
Largo: 15 cm
Sala en el museo:

Poblamiento Americano

Se trata de un individuo femenino, adulto medio (36 a 55 años de edad), encontrado entre los entierros 4 y 6. El cráneo es tipo mesocráneo, de cara corta  y nariz ancha. La mitad de los dientes se perdieron en vida del sujeto, los dientes presentan un fuerte desgaste y tiene abscesos alveolares que erosionaron el paladar. Su estatura es de 1.59 m. Se observa osteartritis en las articulaciones tempo-maxilares, coxo-femorales, metatarso-falángicas, acromio-claviculares, del tobillo izquierdo y en las apófisis vertebrales. Se aprecia fracturas por compresión en las vértebras cuarta y quinta cervical, y cuarta y séptima dorsales. Las vértebras octava y doceava dorsales tienen forma de cuña. La escápula izquierda muestra signos de una vieja fractura con proceso infeccioso. La misma lesión se encuentra en las tres costillas izquierdas que están situadas por debajo de la escápula (Anderson, 1967:95-96).

Lo anterior nos habla de un individuo que tenía una dieta principalmente de plantas recolectadas como: semillas que desgastaron su dentadura, el consumo del corazón del maguey cocido ocasionó desgaste y, por los azucares, propició caries dentales.  Al parecer cargaba grandes pesos con mecapal, ya que presenta artritis en los miembros superiores y en la columna vertebral donde hacia el mayor esfuerzo al cargar bultos de aproximadamente 30 kg., algo común en las poblaciones cazadoras-recolectoras que migran estacionalmente. El desgaste en la cintura pélvica, el fémur indica que caminaba grandes distancias desde temprana edad. A la mitad de su vida sufrió una caída sobre su costado izquierdo que le caso dolor crónico e inmovilizó parcialmente el hombro y brazo.

Curador-Investigador 
Arqlgo. Juan Martín Rojas.

Fuentes consultadas:


Álvarez, Sergio Ticul
1976 Restos óseos animales de las Cuevas de Texcal y Tepeyolo, Puebla. México. Cuadernos de Trabajo, 12. INAH, México.

Anderson, James
1967 The Human Skeletons. En The Prehistory of the Tehuacan Valley. Douglas Byers (Ed.) University of Texas Press, Texas.

Gálvez Rosales, Mauricio
2000 La Fortaleza Del Cerro Colorado en Tehuacan. Tesis de licenciatura. Escuela Nacional de Antropología e Historia, Puebla.  

Pijoan, Carmen y  Josefina Mansilla
2007 ¿Niños Decapitados? Estudio de Caso. Estudios de Antropología Biológica XIII (1):381-396.