HUELLAS

HOME / PUBLICACIONES / HUELLAS / Cenote Chichén Itzá

Cenote Chichén Itzá


Cenote Chichén Itzá


Entre los años 1904 y 1907, Edward H. Thompson dragó la porción sur del Cenote Sagrado de Chichén Itzá y extrajo objetos arqueológicos que exportó ilegalmente al Museo Peabody. Recibió el apoyo de  Stephen S. Salisbury, quien lo promovió como cónsul de Estados Unidos de Norteamérica en Mérida, así como de Charles P. Bodwicht, miembro del consejo administrativo del Museo.

En 1923, Sylvanus G. Morley y una comitiva de la Institución Carnegie de Washington viajaron a Mérida para entrevistarse con Felipe Carrillo Puerto y solicitarle apoyo para realizar excavaciones en Chichén Itzá. Alma Reed, corresponsal del New York Times en ese tiempo, publicó que Thompson exportaba los bienes en valija diplomática.

Muchos de los objetos arrojados al cenote se manufacturaron en diversas partes de Mesoamérica y América Central.

 

Arqlgo. Daniel Juárez Cossío
urador-investigador