PIEZA DEL MES ARQUEOLOGÍA

JULIO 2024

HOME / PUBLICACIONES / PIEZA DEL MES / Mamut de Santa Isabel Ixtapan II

Mamut de Santa Isabel Ixtapan II


A inicios de la década de 1950, especialistas dedicados a la Prehistoria en México plantearon la existencia de grupos de cazadores-recolectores especializados en la caza de megafauna. Esta hipótesis se vio reforzada con los hallazgos in situ de materiales arqueológicos asociados a los restos de la especie Mammuthus columbi (Mamut colombino) recuperados en dos sitios de la localidad de Santa Isabel Ixtapan, en el Estado de México. Estos hallazgos reforzaron la propuesta de una caza especializada.

El primer mamut, hallado de manera fortuita en 1949, fue excavado hasta 1952. No se encontró en posición anatómica, y los artefactos recuperados fueron una punta de proyectil, dos raederas, una navaja y una lasca de obsidiana. El segundo mamut, hallado en 1954 por el arqueólogo Luis Alveleyra, permitió la recuperación de los restos óseos de un Mammuthus columbi, una especie adulta evidenciada por el tamaño de los huesos y el desgaste en sus molares. Estos restos presentaban un cráneo invertido, con daños en su base y desarticulado. El esqueleto se encontraba incompleto, con todos los huesos fuera de su posición anatómica, a excepción de la pata derecha. En asociación con los restos óseos se halló un cuchillo de pedernal y dos puntas de proyectil. Un dato de gran relevancia es que uno de estos artefactos se encontró entre las costillas del mamut, lo que se interpretó como evidencia directa de la caza de megafauna por parte de estos cazadores de la era de hielo. Este hallazgo se convirtió en un hito en la historia de las primeras poblaciones humanas de México y forma parte de los acervos del Museo Nacional de Antropología.

Recientemente, mediante el empleo de diversos microscopios, se ha podido reevaluar el uso original de estos míticos artefactos, en particular la punta de proyectil clasificada como tipo Angostura, comúnmente asociada a actividades de caza. Este tipo de análisis ha permitido tener una mejor visión del uso de los instrumentos, además de evaluar si efectivamente todas las puntas recuperadas en este tipo de contextos fueron utilizadas para la caza. Los resultados hasta ahora indican que su principal uso era para actividades de corte, es decir, como cuchillos para el destazamiento y descarnado de los mamuts.

Dra. Patricia Pérez Martínez 
Investigadora Laboratorio tecnología de cazadores- recolectores ENAH-INAH