Tambor
Hach winik o Hach t’an/Lacandón

Para los jach winik, la música fue un regalo de Kayum o señor del canto, al que se recuerda poniendo su rostro en el timbal de barro. Por ser un objeto sagrado, este tambor debe asentarse encima de un bejuco, para evitar que toque el suelo.

Curador- Investigador
Dr. Miguel Ángel Rubio

Número de catálogo:
1.36c5-270
Número de inventario:
65010
Grupo étnico:
Hach winik o Hach t’an/Lacandón
Procedencia:
Zona natural protegida, Selva lacandona, Chiapas, México
Fecha de creación:
1964
Tema/Iconografía:
Adosado de la deidad Kayum o Señor del Canto
Material:
Arcilla, raíces, henequén, piel y madera
Técnica:
Modelado, trenzado
Dimensiones:
Alto: 47.0 cm
Diámetro: 32.0 cm
Sala en el museo:
Pueblos mayas de la planicie y las selvas