Canasta
Con caac/Seri

Sapptim

Se dice que un chamán tuvo una visión en que se terminaba un canasto para la buena suerte, lo que inspiró la celebración de una fiesta. Durante la elaboración de la canasta gigante o sapptim, el espíritu llamado coén invade todas las fases y puede poner en peligro la vida de la artesana o de algún familiar, por lo que hay que hacer una fiesta de cuatro días. En los relatos se le da reconocimiento tanto a la visión de un chamán seri como al hombre-coyote, quien, andando en el desierto, hizo la primera canasta ayudado por un espíritu poderoso. Se dice que este hombre fue quien enseñó a tejer a la mujer. Los seris creen que los objetos grandes son habitados por espíritus, y para evitar que estos causen enfermedades y mala suerte, hay que hacerles una ceremonia. Casi al término del tejido de una canasta grande la tejedora oficia la ceremonia, denominada Saapmayan, que consiste en que la tejedora dé las últimas puntadas, para evitar los peligros del acto del tejer, ya que el sonido emitido por el punzón de venado es la manifestación de la molestia que siente el espíritu por haber sido incomodado.

 

Curador- Investigador
Mtro. Donaciano Gutíerrez

Número de catálogo:
30.08b3-235
Número de inventario:
226935
Grupo étnico:
Con caac/Seri
Autor/Creador:
Bertha Estrella Romero
Procedencia:
Punta Chueca, Hermosillo. Sonora, México
Fecha de creación:
1985-1987
Material:
Torote prieto (Jatropha cuneata), mezquite (Prosopis velutina mimosaceae), y raíz del cosahui (Bacharis glutinosa fers)
Técnica:
Tejido con técnica de espiral, se utiliza un fémur de venado con la punta afilada para hacer los agujeros por donde pasan las hebras
Características Distintivas:
Para su confección se requirió de dos años de trabajo continuo, elaborada por una sola tejedora. Tiene un peso aproximado de 35 k
Dimensiones:
Alto: 125.0 cm
Diámetro: 140.0 cm
Sala en el museo:
El Noroeste: Sierras, desiertos y valles