Tatewari/Dios del fuego
Wixarika/Huichol

Los dioses ancestrales huicholes eran originalmente humanos que devinieron en ancestros o dioses al pasar por un proceso de petrificación, razón por la cual los dioses ahora son de piedra. Cabe señalar que no se trata de una representación o imágenes, sino de presencias divinas. Este objeto es una estatua del viejo dios del fuego, también conocido como “nuestro abuelo”, Tatewari. De acuerdo con la mitología huichola, el elemento del fuego o elemento ígneo surgió como una lluvia de chispas o un incendio no controlado que finalmente tuvo que ser confinado a una fogata.


Curador- Investigador
Dr. Johannes Neurath

Número de catálogo:
22.31g2-478
Número de inventario:
67613
Grupo étnico:
Wixarika/Huichol
Procedencia:
Santa Catarina Cuexcomatitlán, Mezquitic, Jalisco, México
Tema/Iconografía:
Figura antropomorfa, representa a un ancestro petrificado o Wixarika
Material:
Piedra toba basáltica
Dimensiones:
Alto: 30.0 cm
Ancho: 14.7 cm
Espesor: 11.5 cm
Sala en el museo:
Gran Nayar