Cráneo Neandertal Skhul 5, Monte Carmelo, Israel (Reproducción)
Paleolítico medio (200,000-35,000 a.p)

La calota de un ejemplar encontrado en 1856 en la cueva de Feldhofer, en el valle de Neander, cerca de Dusseldorf, Alemania, le dio su nombre a esta especie.

Los Neandertales encontrados durante los años treinta en Skhul, Monte Carmelo, Israel, son de aspecto craneal moderno se comparan con los ejemplares de Neandertales europeos. En el caso del cráneo Skhul número 5, la arcada supraorbitaria es más robusta y pronunciada. El esqueleto yacía boca arriba con la cabeza inclinada sobre el pecho; los brazos rodeaban la mandíbula de un jabalí y las piernas flexionadas. Se encontraron en el mismo nivel herramientas musterienses. Algunos investigadores piensan que estos ejemplares son el ancestro común entre neandertales y Homo sapiens o posiblemente híbridos por cruzamiento entre ambas especies. Se los considera Neandertales tardíos.

Los Neandertales se caracterizan por ciertos rasgos anatómicos; en el cráneo, prognatismo facial, proyección nasal, doble torus supraorbital arqueado, forma craneal en norma lateral abombado, protuberancia occipital, proceso mastoides pequeño; en el esqueleto poscraneal, robusto, con fuertes inserciones musculares, piernas curvadas y corta estatura (169 cm para los machos y 160 cm para las hembras). El peso estimado es de 78 kg para los machos y 66 kg para las hembras; presentan un gran volumen toráxico. Se piensa que estas características son una adaptación a un clima más frío y a una gran actividad, como la caza, aunque se ha demostrado que en realidad eran carroñeros. Los altos niveles de estrés y traumas en los huesos no les permitían sobrevivir hasta edades avanzadas. Por la morfología del hueso hiodes, se llegó a pensar que el Neandertal tenía la capacidad de hablar, pero la base del cráneo masculino muestra que no podía pronunciar las vocales, por lo que aún es controvertido sostener esa hipótesis.

Aunque se han encontrado restos óseos asociados a la industria musteriense, la poca estructuración de sus sitios de habitación hace pensar más en “nidos” que en campamentos, y los escasos indicios de sepulturas parecen indicar que su cultura no era similar a la del Homo sapiens arcaico, con el cual convivió; algunos investigadores han llegado a postular que es posible que copien los patrones funerarios. En cuanto a su extinción, es posible que los cambios climáticos ocasionaran una drástica modificación ecológica que presionó hasta la extinción a esta especie. Sus hábitats fueron ocupados después por el Homo sapiens arcaico. Algunos piensan que un conflicto entre ambas especies o la asimilación genética de los Neandertales contribuyó a su desaparición.

 

Arqlgo. Juan Martín Rojas
Curador-investigador

Procedencia:
Skhul, Monte Carmelo, Israel.
Dimensiones:
Alto: 16.5 cm
Ancho: 14.5 cm
Profundidad: 23.5 cm
Sala en el museo:
Introducción a la Antropología