Historia

Historia del Museo
A poco más de medio siglo de su creación, el Museo Nacional de Antropología se reconoce como uno de los museos más emblemáticos en cuanto a la salvaguarda del legado indígena de México. Siendo el símbolo de la identidad y mentor de generaciones que buscan sus raíces culturales, su construcción maravilla a todos los visitantes alrededor del mundo.

Arquitectura y construcción
El arquitecto Pedro Ramírez Vázquez materializó gran parte de la tradición prehispánica al edificar el Museo Nacional de Antropología en el corazón del Bosque de Chapultepec. Con el objetivo de fomentar una afluencia nutrida brindando afinidad con el entorno natural.

Museografía
La museografía que el nuevo museo necesitaba reflejaría la labor titánica y el compromiso adquirido ante tan importante suceso nacional. La totalidad de las salas requirió la creación y la integración de un equipo de trabajo propio. Los cuales participaron intensamente investigadores, pedagogos, guionistas, museógrafos y técnicos. Asimismo la inclusión de citas o versos derivados de las distintas fuentes históricas sintetizan magistralmente la cosmovisión indígena.

Inicio de las colecciones
La Colección Arqueológica del Museo Nacional de Antropología se remonta a 1790.  En los subsiguientes años se encontrarían la escultura monumental de Coatlicue, la Piedra del Sol, la Piedra de Tizoc y la cabeza de una serpiente Xiuhcoatl. Iniciándose así un creciente interés por conocer y proteger el significado de éstos bienes culturales.

Las colecciones en la calle de moneda
En 1865 fue elegido un antiguo palacio de la calle de Moneda en el Centro Histórico, edificio que había funcionado como casa de acuñación de dinero durante la época colonial y que en ese momento constituyó el Museo Nacional de México.

Las colecciones etnográficas
El museo posee una amplia colección de diferentes objetos etnográficos. Estos objetos reúnen características significativas de la cosmovisión y vida cotidiana de los pueblos indígenas de México contemporáneo.

Las colecciones en su actual recinto
Durante la primera mitad del siglo se dieron una serie de reestructuraciones en el Museo que, a la par con la consolidación de las disciplinas científicas especializadas, generaron que buena parte del acervo del Museo Nacional de fragmentara y se distribuyera en sedes propias. Aunado a las nuevas tecnologías reiteramos nuestro compromiso con el legado antiguo de México, fortaleciendo las funciones educativas, de divulgación y de protección del patrimonio del museo.